Estilo de Vida

Top 10 consejos para una vida eco-friendly

0 Comments

Tener una vida sustentable y Eco-Friendly no requiere de cambios drásticos en tu estilo de vida, no es necesario volverte vegano y comprar todo orgánico; pero hay algunos hábitos que podemos cambiar o mejorar -incluso aunque sean cambios chiquitos- que hacen mucha diferencia y que pueden ayudar a disminuir tu huella ecológica.

ESTOS SON LOS 10 TIPS MÁS FÁCILES:

1. Comprar usado

Hay cosas que no necesitas comprar nuevas; gracias a Mercado LibreSegunda Mano, o Trendier puedes comprar ropa, disfraces, electrónicos y todo lo que se te ocurra -usados y en perfecto estado.

2. Evita usar desechables

Si eres amante del café (como yo) trata de cargar un termo; cuando vayas a cafeterías como Starbucks o Cielito Querido, pide que te sirvan tu bebida en termo. Si te gusta tomar agua, evita comprar botellas de plástico, y mejor carga contigo una botellita de acero inoxidable.

Si vas a hacer una fiesta en tu casa y tienes que usar desechables, para evitar lavar platos, entonces opta por comprar desechables biodegradables; los venden en tiendas como Costco o Sam’s y no son excesivamente caros.

3. Invierte en ti, compra calidad

Dale un descanso al Fast Fashion, y en lugar de comprar 4 prendas de $200 pesos que te van a durar un mes -y generan mucho desperdicio- invierte tu dinero en ropa de mejor calidad, que te dure más tiempo.

4. Paga todo en línea y pide recibos electrónicos

Gracias al maravilloso internet, ya no tenemos que trasladarnos a oficinas o bancos, para poder hacer nuestros pagos; ni siquiera tienes que preocuparte por filas! Así que aprovecha esta ventaja y paga todo lo que puedas en internet, pide tus recibos o facturas de forma electrónica, para evitar el uso innecesario de papel.

5. Reduce el uso de bolsas de plástico

Típico que vas al supermercado y la persona que empaca las cosas, te da una bolsa de plástico para cada artículo que compraste.

Obviamente lo más recomendable es que uses una bolsa de tela cada que vas al super, al mercado o cada que compras algo; pero en caso de que la olvides o que por alguna razón debas usar bolsas de plástico, habla con la persona que empaca tus cosas y pide que use sólo una bolsa para todo; otra opción es usar cajas de cartón para cargar tus cosas -como en Costco.

6. Usa menos el carro

Yo sé que no usar tu carro y vivir en grandes ciudades como la CDMX es súper complicado, especialmente durante las horas pico y con el transporte público deficiente en algunas zonas de la ciudad (Santa Fe) pero no es imposible.

Trata de cambiar tu carro por transporte público por lo menos un día a la semana, vete al trabajo con compañeros de trabajo, comparte ride o habla con tus jefes para acordar un día de Home Office y no tengas que desplazarte siempre a tu oficina.

CIUDAD DE MÉXICO

Después de ver esta foto que tomé en abril 2016, no puedes quedarte sin hacer nada; yo llevo 10 meses sin carro y me ha parecido más cómodo (y económico) de lo que pensé.

7. Compra productos locales

Comprar frutas y verduras en un supermercado involucra un impacto mayor en la huella de carbono, todo el traslado y logística necesaria para que las cosas lleguen a un supermercado es enorme; así que busca algún mercadito tradicional para comprar tus alimentos; probablemente será más barato, fresco y nada mejor que apoyar la economía local.

8. Usa Laptop en lugar de compu de escritorio

El hecho de que tenga una batería incluida, quiere decir que no necesita estar conectada a la luz TODO el tiempo.

9. Haz el #LunesSinCarne

Si no estás listo para volverte 100% vegetariano o vegano, es totalmente entendible; pero reducir la cantidad de carne que consumes es un paso súper importante para reducir tu impacto ambiental.

¿Por qué?
Para hacer 1 kilo de carne, se necesitan alrededor de 600 litros de agua; 600 lts de agua es más o menos la cantidad que gastas por tomar duchas de 5 minutos un mes entero. Si quieres más datos sobre el impacto ambiental, aquí tengo una lista de documentales que hablan sobre eso, y la página de Lunes Sin Carne para que puedas leer más.

10. Compra menos productos de belleza

No quiere decir que debas dejar de preocuparte por tu cuidado personal, pero hay muchos productos que fácilmente puedes dejar de usar. Por ejemplo, esas cremas especiales para manos, para piernas, para cuerpo, para cara… puedes reducir la cantidad de cremas “especiales” y envases, por productos más naturales como aceite de argan o aceite de coco, que sirven para lo mismo; incluso sirven para dar brillo al cabello y como desmaquillantes!

Así evitas usar envases que son prácticamente imposibles de reutilizar o reciclar.

Y el extra: 11. ¡No utilices popotes!

Podría escribir una lista enorme de consejos para vivir más eco-friendly, pero cambiar los malos hábitos es algo con lo que todos luchamos; así que mi consejo es empezar poco a poco.

Haciendo estos pequeños cambios en tu día a día creas mayor impacto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *